**CREATIVIDAD**
La creatividad, denominada también ingenio, inventiva, pensamiento original, imaginación constructiva, pensamiento divergente o pensamiento creativo, es la generación de nuevas ideas o conceptos, o de nuevas asociaciones entre ideas y conceptos conocidos, que habitualmente producen soluciones originales.
Desde los principios de la vida todo ha sido ininterrumpidamente creación, sin creatividad no hay color y la vida se viviría en blanco y negro.
Amor, canto, teatro, cocina, intercomunicación, soluciones rápidas de conflictos inesperados, transmutación de lo antiguo en actual… en todo está implícita la creatividad, «no podemos separarla de la vida»

Creatividad. ¿Se nace con ella o se puede adquirir?

Se nace y se hace. Tenemos muchas memorias archivadas en nuestros genes, desde muchas generaciones.
No obstante, existe una amplia gama de grados en la evolución creativa.
Somos creadores por excelencia, pero hay algunos obstáculos que nos impiden reconocer ese don natural y desarrollarlo.

  • Desmotivación y falta de entusiasmo.
  • Exceso de comodidad.
  • Miedos conscientes o inconscientes.
  • Baja autoestima y aburrimiento en la vida.

*****Se dice, que cuando hay entusiasmo habitan los dioses en nosotros.*****

¿Qué creatividad hay en tu vida cotidiana?

«La actitud ante la vida es la que crea nuestro entorno»
En la creatividad, es el espíritu el que manda, nuestra mente, como herramienta única, procesa, amplia y pone en práctica esa idea nacida de una chispa genial que a veces, ni siquiera sabemos cómo fue.
Solo hemos de dejarnos guiar por nuestro Ser. Estamos condicionados por publicidad de todo tipo, que creemos que no nos afecta, pero siempre se acaba haciendo y teniendo referencias para actuar, guiados por esos anuncios aparentemente inofensivos.
Tu casa, tu comida, tu forma de vestir, tu forma de divertirte, de trabajar o de dormir, «nadie debe de manipularla».
Esas manifestaciones en tu hábitat, muestran tu personalidad, tu sensibilidad, tu exquisito gusto por lo auténtico, tu equilibrio como persona, tu arte, tu formación y sobre todo, lo mas importante, «tu libertad.

¿Cómo activar la creatividad?

«No tomándose la vida en serio». Cuando nos automatizamos, nos embotamos, nos vamos muriendo en vida. Sentimos que se nos acaban las pilas, se marcha la alegría y la rutina nos come.
Entonces aparece la falta de atención, los pequeños detalles pasan desapercibidos. Ya no miramos al horizonte, ni a las estrellas, ni a una puesta de sol. No nos regodeamos en la cama al despertar ni cantamos en la ducha, ni saboreamos una comida porque nos atrapa la prisa.
La creatividad se desarrolla con la vida, y si te estás muriendo sin percibirlo, ¿Cómo encima vas a crear?
¡Vive! «En todas las formas que seas capaz«  Y la creatividad será un manantial inagotable en tu vida.
Escuchando, sintiendo, poniendo atención.

Recuerda la creatividad no es monopolio de los artistas. Nacemos creativos, pero el entorno nos hace más rígidos. De hecho los pediatras afirman que la creatividad de un niño de 5 años es infinitamente mayor que la de un adulto. Y cuando crecemos, optamos por la parte izquierda de nuestro cerebro, la más racional. Es más cómodo, haces lo que todo el mundo y no te critican. Tenemos una imagen falsa de lo que supone ser creativo. Ideas prefijadas que no ayudan en nada a la creatividad.

Toma en cuenta estos tres puntos muy simples…

 

1. Ordena. El desorden no es creativo:

 

El desorden no te deja pensar. Pierdes más tiempo buscando cosas, que dedicándote a pensar, que es donde se producen las buenas ideas. La estampa del contador desordenado con un escritorio caótico lleno de papales,  no existe en la vida real verdad? No??????. Llegar tarde, olvidarte de fechas clave o no acudir a citas tampoco implica creatividad de cerebro despistado. Nada se consigue siendo irresponsable.

 

2. Aprovecha tu momento creativo.

 

Los momentos creativos van y vienen. No duran eternamente. Ese escritor que nos parece tan original nos puede defraudar al conocerlo, lógicamente no está siempre inspirado. Lo que ocurre, es que los buenos creativos tienen la disciplina para ponerse a trabajar en sus momentos de lucidez. Una buena costumbre es apuntar inmediatamente las ideas brillantes que se te ocurran. Aunque tenga que ser en un trozo de papel que recojas del suelo.

 

3. Cambia de lugar para que aparezcan las Buenas Ideas

 

La decoración de esa oficina o ese cuadro de la recepción, te pueden dar muy buenas ideas. La revista que nunca lees pero que hojeas por casualidad puede encender esa chispa de inspiración. La conversación sobre el cultivo de arroz con ese especialista también te puede inspirar a cosas que nunca imaginaste.
Puedes seguir jugando con ese juguete que tanto te gustaba de pequeño para que surjan nuevas ideas. Puedes oír música que antes no oías, conducir por placer o darte una vuelta por tu calle, quién sabe que nuevo pensamiento te puede cambiar.
Inspírate. Cambia de lugar y un aire fresco vendrá a darte nuevas ideas. Hay empresarios de éxito que antes fueron escritores. Hay escritores que antes fueron diseñadores. Y hay diseñadores que antes fueron empresarios, pero sobre todo contadores que hoy soy empresarios

diseñadores que antes fueron empresarios, pero sobre todo contadores que hoy soy empresarios e impulsores de nuevos retos para sus clientes. La inspiración aparece cuando cambias de sitio.

Carga tus dias de nuevas ideas!!! Piensa lo que sea, pero piensa 🙂

SobreKarla Garcia

Licenciada en Administración y Contaduría Publica. Representante Anafinte.net AC, Master PNL, Parte del Equipo Fundador en español de John Maxwell, estudiosa incansable del ser y su evolución, holística de corazón, facilitador certificada y Master de PNL, Coach Ontológico. Amante de esta fiesta llamada vida que Dios me dio con la misión de disfrutar la estrategia mas sustentable y orgánica llamada felicidad para compartir contigo. :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.