¿¡Y tu que #%& sabes!?

Durante toda la vida desarrollamos una serie de creencias que afectan nuestra manera de ser, como individuo y como sociedades. Y sin saberlo muchas personas son conscientes de este hecho. Con el estudio del libro «¿Y tú qué sabes?» haremos un recorrido por las teorías: qué es un paradigma, cuál es la diferencia entre la ciencia y la religión, cómo los paradigmas influyen en la educación, y para finalizar pasearemos por los campos de la física cuántica.
Teorías y principios que son señalados en el libro debido a su importancia para entender cómo el pensamiento humano puede cambiar la realidad del individuo y de la sociedad.

La verdad

He realizado un borrador de este ensayo más de dos veces, primero lo empecé dando un recorrido por ciertas teorías expuestas en «¿Y tú qué sabes?», pero cuando iba a la mitad, un amigo mío, José Sánchez, pudo bajar la película por internet y me entregó una copia. Ahora bien, les comento que la película y el libro no tienen mucha similitud, ya que en el libro se van más a la teoría, y la película es mucho más directa y práctica.
Lamentablemente en la vida no todas las personas tienen la capacidad de descubrir el poder que ellas tienen para mejorar su realidad y el entorno en donde viven. Puedo decirles que hace unos años tengo la certeza de que nosotros como seres humanos podemos dominar nuestro cuerpo y nuestra mente, aunque muchos no lo crean,  únicamente utilizando el poder de mi pensamiento,   Igualmente las enfermedades son controladas, apenas tengo la sensación del malestar de una gripe y automáticamente programo mi mente para que lo rechace.  Bueno, y esto sin contar todos los casos en que he aplicado el poder de mi pensamiento a situaciones de autoestima, confianza y fe.
Ahora bien, regresando al libro y a la película, «¿Y tú qué sabes?», el enfoque del libro en «una gran pregunta» es de suma relevancia, porque es verdad, los seres humanos no nos hacemos grandes preguntas porque tememos a las respuestas, y a los cambios que estas traerían a nuestras vidas.
Si tomamos en cuenta que todo ser humano vive una realidad distinta de acuerdo a su punto de vista, o como decía Krishnamurt «¿Es la verdad algo fijo, extático; o la verdad es algo viviente, en movimiento, sin sendero que conduzca hacia ella? Cada uno debe descubrirlo por sí mismo» podremos entender que cada ser humano le da un diferente significado a la verdad.
Cuando comencé a leer el libro vinieron a mi cabeza muchas preguntas. Primordialmente en relación a la verdad, pero, ¿cuál verdad? ¿Aquélla que nos da todo el conocimiento? Ahora, una pregunta mucho más importante ¿Cuál es mi verdad? El ser humano siempre se ha preocupado por la búsqueda de la verdad, esto se materializa en la persecución de ideas, creencias, estilos de vida y vías de perfeccionamiento. En esa línea de «buscador». Nos concentramos hasta conseguir «algo» que sea conveniente. Y a partir de esta conveniencia empezamos a organizar nuestras vidas.
Una vez que hemos elegido una opción nos refugiamos en ella, pero esto puede cerrarnos a nuevas perspectivas que podrían ampliar nuestra visión y orientarnos por caminos más adecuados para nosotros. Es aquí donde nosotros mismos secuestramos nuestra verdad, ya que nos enfrascamos en un rumbo y no nos permitimos mantenernos flexibles mientras actuamos, con libertad para rectificar el rumbo si las características del camino que se está recorriendo así lo ameritan.
En este sentido la verdad (mi verdad), implica no dormirse sino estar alerta, no dar todo por hecho cuando faltan tantos caminos por emprender, y tanto por aprender. Entonces la verdad, es que no poseemos la verdad absoluta.

La ciencia y la religión

El hombre en su búsqueda de la verdad y de una razón más allá del entendimiento ha logrado encontrar fuerzas motrices en la naturaleza, que lo ayuden a darle lógica a su vida terrenal. Para un ser humano pleno, la parte espiritual es tan importante como su parte física. Así, la espiritualidad en cuanto a religión, es la disciplina para la evolución de la dimensión metafísica a través de la forma concreta de una doctrina religiosa. Esta dimensión está más allá de la comprensión intelectual, y nuestra naturaleza material nos exige un sistema que haga accesible esa realidad. Por lo tanto la religión es una herramienta para la vida espiritual.
Todos nosotros tenemos una serie de creencias que nos rodean, y no nos permiten disfrutar a plenitud de nuestras vidas y mucho menos el hondar en los estudios de la ciencia o en donde intervenga el uso de la razón para su discernimiento como un hecho de suma importancia. No creo que haya que asustarse. Siempre ha sido así. Pues incluso leer o escribir es evadirse en una vida virtual. Pero es cierto que debemos vivir más intensamente la realidad. Inconscientemente vivimos atrapados en dogmas sociales de origen incierto, en vez de preguntarnos: ¿Cuál es la vida real que quiero vivir?… pero las grandes metas dan miedo, y resulta más fácil resignarnos.Es aquí en donde entra el divorcio entre la religión y la ciencia. Por ejemplo la Biblia nos dice desde sus primeras páginas, como inició la naturaleza del hombre, pero este siempre busca alguna explicación racional y científica a la Biblia, para entender el porque de las cosas, ya que, no acepta el hecho de que la creación haya nacido de la nada. Con esto concluimos que la ciencia trata del mundo natural, y la religión con el mundo espiritual.
A continuación les presento un cuadro para facilitar el entendimiento de la diferencia entre Ciencia y Religión:
Ciencia
Religión
1- Busca la verdad basándose en el método científico 1- La verdad se acepta como una revelación, y no se aplica ningún tipo de método.
2- La ciencia es universal y objetiva. 2- La religión es subjetiva y depende de la cultura y la región.
3- La verdad es cambiante. 3- La verdad es absoluta.
4- Siempre se puede verificar a través de la observación y la experimentación. 4- No se puede verificar, simplemente se basa en la Fe.
5- Se basa en lo natural 5- Se basa en lo espiritual
6- La ciencia se basa en la libertad de pensamiento en la investigación y el cuestionamiento. 6- La religión, para muchos, se asocia a la restricción de pensamientos.
El individuo toma decisiones prácticas, científicas o religiosas y determina lo que debe o no hacer, acepta o rechaza las actuaciones e ideas de otros individuos, la moral le ofrece a cada ser humano un conjunto de respuestas y soluciones, ya dadas de antemano que éste tan sólo tiene que incorporar y reproducir en su conducta cotidiana.

El paradigma

Cuando hablamos de paradigma nos referimos al grupo de creencias que tiene una persona con respecto a cierto tema. Un nuevo paradigma es el modelo que surge de maneras diferentes de ver y ejecutar las cosas. Es así como podemos concluir que un paradigma puede ser definido como la manera en que vemos al mundo.
«Un paradigma puede esquemáticamente definirse como la visión del mundo dominante de una cultura. Más precisamente, es una constelación de conceptos y teorías que, juntas, forman una particular visión de la realidad. Dentro del contexto de un paradigma dado, ciertos valores y prácticas son compartidos de modo que se transforman en base de los modos en que la comunidad se organiza a sí misma. Un paradigma, en breve, es un sistema de creencias que mantiene junta a una cultura.
 

Rompiendo paradigmas

Todos en la vida tenemos una gran diversidad de creencias que no nos dejen actuar con libertad y nos cortan la capacidad de emprender y aceptar los cambios en nuestras vidas.
Los seres humanos tenemos una gran variedad de paradigmas alrededor de nuestras vidas siempre vienen afirmaciones como estas a nuestras mentes ¡yo nunca podría hablar en publico! ¡Yo no soy lo suficiente inteligente para hacer eso! ¡No soy tan carismático! ¡Yo jamás sería capaz de escribir un libro! Y no solamente como persona tenemos esta clase de pensamientos, sino también como una sociedad ¡la corrupción nunca podrá ser abolida de las instituciones públicas! ¡Todos los  mexicanos son unos flojos!

El paradigma educacional

Al principio de esta revolución del estudio a distancia, los educadores se opusieron a este modelo, debido a las complicaciones que estos veían en este sistema: la falta de relaciones humanas de calidad el riesgoo de que los estudiantes en realidad no obtuvieran los conocimientos, y muchos otros aspectos influyeron a esa resistencia al cambio. Sin embargo, hoy en día la educación a distancia es un sistema ampliamente aceptado, ¿Por qué?, simplemente se rompió el paradigma de la Educación, y se dejo a un lado la creencia de que las personas solo aprenden con un maestro, ahora se sabe que todas las persona tienen la capacidad de obtener conocimientoo por su propia cuenta, tanto en su etapa temprana, como a lo largo de toda su vida, y que son capaces de aprender de todas la experiencias vividas.

El paradigma de la felicidad del ser humano

«Fuimos diseñados para ser felices. No hay otro fin más elevado ni deseado sobre esta madre tierra. No procurarlo con una óptica positiva de la vida, sería un desperdicio imperdonable.» Dr. Amauri Castillo
En la vida todo individuo decide lo que debe o no hacer, igualmente cada persona tiene un conjunto de creencias que son los que lo impulsan a ser feliz o no en la vida. Si tomamos por ejemplo el caso de las personas que son sumamente pobres, pero que sin embargo tienen la habilidad de disfrutar y compartir, los pocos recursos que tienen con otras personas; a diferencia de las personas que tienen mucho dinero pero que son incapaces de ser felices, ya que viven estresadas, apuradas e impacientes y no pueden apreciar las cosas bellas que los rodean, entonces nos preguntamos ¿Cuál es la diferencia? ¿Dónde esta la felicidad?
Todo en la vida tiene una parte positiva y una negativa, todo depende de la óptica con que lo miramos, de nosotros depende escoger el lente que más nos convenga. Nos pasamos la vida tratando de encajar en la dualidad de nuestra naturaleza. Así creamos nuestros paradigmas tratando de encajar solo en el lado positivo de nuestras vidas, y quienes no lo hacen tienen una vida marcada por la inseguridad, desconfianza, temor y estrés permanente, y todos aquellos sentimientos negativos que nos hacen la vida más difícil.
Entonces el hombre en la vida, en su búsqueda de la felicidad debe escoger entre vivir o sobrevivir, entre tomar lo positivo o lo negativo, todo depende del cristal con que se miren los problemas, en nuestras manos está el escoger, si queremos una vida bella, llena de alegría, seguridad y emociones.
Sin embargo, esto es lo que nos han enseñado a lo largo de nuestras vidas, o como se le llama es el «paradigma de la felicidad», pero, ¿Es esto 100% realidad? o ¿es solamente una creencia de los seres humanos? que tratan de ser felices a lo largo de su vida.
Desde hace unos años me rigo  mi vida por un principio de optimismo, en donde he automatizado mi cerebro a responder positivamente en todos los aspectos negativos de mi vida,
Existen algunas personas que siempre habían sido depresivas, con poca alegría de la vida, sin embargo un accidente donde han estado cerca de la muerte, cambian totalmente,    la pregunta es ¿que paso?, es que ha caso en realidad nuestra actitud va regida por nuestro ser o es simplemente algo biológico, o como lo quieren demostrar las tendencias científicas dependera del grosor y de la ubicación de las capa de nuestro cerebro.

Física cuántica y realidad

En mencion de  ¿Y tú qué sabes?, creo que es un libro sencillo y  los temas en el presentados son sumamente interesantes.
«Las partículas aparecen y desparecen ¿a donde se fueron, cuando no están aquí? Una posible respuesta: van a un universo alternativo en donde la gente está pidiendo respuesta a la misma pregunta»
Amigos los invito a leer este libro y ver la pelicula, puedes acceder a mi cuenta de scribd y encontraras el libro completo:
Documental:
Y tu que sabes!?—> 
Dentro de la madriguera!—>

SobreKarla Garcia

Licenciada en Administración y Contaduría Publica. Representante Anafinte.net AC, Master PNL, Parte del Equipo Fundador en español de John Maxwell, estudiosa incansable del ser y su evolución, holística de corazón, facilitador certificada y Master de PNL, Coach Ontológico. Amante de esta fiesta llamada vida que Dios me dio con la misión de disfrutar la estrategia mas sustentable y orgánica llamada felicidad para compartir contigo. :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.