El Trabajo? Requisito mente abierta

 

ATREVETE

El Trabajo (The Work) es un sencillo y, a la vez, poderoso proceso de indagación que enseña a identificar y  cuestionar los pensamientos causantes de todo el sufrimiento en el mundo.  Es una manera de entender qué  te está doliendo, y de enfrentar la causa  de tus problemas con claridad.

Las personas que hacen el Trabajo en forma continuada generalmente reportan resultados que han transformado su vida.

  • Alivio de la depresión: Encontrar resolución, y hasta felicidad, en situaciones que alguna         vez resultaban debilitantes
  • Disminución del estrés: Aprender a vivir con menos ansiedad o miedo
  • Mejora en relaciones: Experimentar una conexión e intimidad más profundas con tu pareja,         tus padres, tus hijos, tus amistades y contigo mismo
  • Menos ira: Comprender lo que te produce enojo y resentimiento,          y volverte  reactivo  con menos frecuencia y menos intensidad
  • Aumento de claridad mental: Vivir y trabajar más efectiva e inteligentemente, y con         integridad
  • Más energía: Experimentar un nuevo sentido de vigor y bienestar continuos
  • Más paz: Descubrir cómo convertirte en un “amante de lo que        es”

 ¿Como hacer El Trabajo?

La manera más sencilla de hacer El Trabajo es:

                              1

Juzga a tu prójimo

Durante miles de años nos han enseñado a no juzgar a los demás; sin embargo, lo hacemos todo el tiempo: creemos saber cómo deben actuar los amigos, en quiénes deben interesarse nuestros hijos, lo que nuestros padres deben sentir, hacer o decir. En El Trabajo de Byron Katie, en vez de reprimir estos juicios los usas como punto de partida para tu autorrealización. Al dejar que la mente que juzga tenga su vida propia, por escrito en el papel, descubres lo que aún no conoces de ti mismo a través del espejo de quienes has juzgado.


                              2

Las cuatro preguntas

Ahora investiga cada una de las afirmaciones  de   la Hoja de Trabajo Juzga a tu projimo  utilizando las cuatro preguntas y las inversiones a continuación.   El Trabajo es meditación. Se trata de crear conciencia, no de intentar      cambiar los pensamientos. Haces las preguntas, luego date el tiempo necesario; interioriza y espera que las respuestas más profundas emerjan.

En su forma más básica, El Trabajo consiste en cuatro preguntas y una o más  inversiones. Por ejemplo, el primer pensamiento que se podría investigar de la Hoja de Trabajo (descarga aquí http://www.thework.com/espanol/downloads/JYN_espanol.pdf ) anterior es “Jose no  me escucha”. Busca a alguien en tu vida acerca de quien hayas  tenido ese pensamiento, y hagamos El Trabajo. “[Nombre] no me escucha.”

       ¿Es verdad?

       ¿Puedes saber que es verdad con absoluta certeza?

       ¿Cómo reaccionas, qué sucede, cuando crees ese pensamiento?

       ¿Quién serías sin el pensamiento?

Después  invierte el pensamiento (el concepto que estás cuestionando), y no olvides buscar tres ejemplos genuinos y específicos para cada inversión.

                              3

Invertir el pensamiento

Después de hacer  investigado  tu afirmación con las cuatro preguntas, es el momento de hacer            la inversión del concepto que estás cuestionando.

Cada inversión es una oportunidad   para experimentar el opuesto de lo que originalmente creías.      

La afirmación puede ser invertida al opuesto, hacia el otro y hacia uno mismo (y a veces a “mis pensamientos”, cuando aquello parece adecuado). Encuentra al menos tres ejemplos genuinos y específicos de cómo cada inversión es verdad en tu vida, y luego permítete el tiempo y la presencia para sentir cada uno profundamente.

Por ejemplo, “Jose no me comprende” se invierte a: “Jose  me comprende”. Aquiétate y observa mientras tu mente te revela ejemplos de cómo esta inversion es verdad. Esos ejemplos podrían ser:

  1. Él comprende que cuando estoy enfadada siempre se me pasa.
  2. Él me comprendió la semana pasada cuando se rió del chiste que le contaba.
  3. Él me comprendió ayer cuando le dije que realmente necesitaba salir   con amigas. Hasta se quedó en casa con los niños.

Otra inversion es “Yo no me comprendo.” De nuevo, encuentra por lo menos tres ejemplos genuinos y específicos de las veces que tú no te has comprendido.
  Una tercera inversion es “Yo no comprendo a Jose.” Suéltate, cierra tus ojos, y con la mente abierta, observa cómo las imágenes y las emociones dentro de ti comienzan a mostrarte, ejemplo a ejemplo, dónde tú no has comprendido a Jose. Sé muy amable y concienzudo. 

Cuando comencé a vivir, o practicar, las inversiones, me di cuenta de que todo lo que yo decía acerca de ti, se aplicaba a mí. Era simplemente mi proyección. Ahora, en vez de tratar de cambiar el mundo que me rodea (esto jamás funcionó en mis 43 años), puedo fijar mis pensamientos escribiéndolos en el papel, luego los indago, los invierto, y encuentro que soy igual a como pensaba que tú eras. En el instante en que veo a otro como egoísta, estoy siendo egoísta (al decidir cómo debe ser el otro). En el momento en que juzgo a otro como rudo o cruel, estoy siendo ruda o cruel con él. Si creo que otro debe dejar de hacer la guerra, me pongo en guerra con el otro mentalmente. —Byron Katie

Las inversiones son la receta  para alcanzar la felicidad. Vive tú lo que has estado recetando              a los demás. El mundo está esperando que sólo una persona despierte      a esta verdad y esa persona eres tú .

Ejemplos de Inversiones

Aquí hay algunos ejemplos de inversiones:

«Él debería comprenderme»       se invierte a: – Él no debería comprenderme. (Esta es la realidad.) – Yo debería comprenderlo. – Yo debería comprenderme.

«Necesito que sea amable conmigo»        se invierte a:       – No necesito que sea amable conmigo. – Necesito ser amable con él. (¿Puedo vivirlo?)       – Necesito ser amable conmigo misma.

«Él no es amoroso conmigo»         se invierte a: – Él es amoroso conmigo. (Hasta donde  puede.) – No soy amorosa con él. (¿En qué puedo encontrarlo?)       – No soy amoroso conmigo mismo. (Cuando no indago mis pensamientos.)

«Jose no debería gritarme» se invierte a: – Jose debería gritarme. (Obviamente: la realidad es que él lo hace a veces. ¿Lo escucho?) – Yo no debería gritarle a Jose. – Yo no debería gritarme.       (En mi mente, ¿estoy repitiendo los gritos de Jose? ¿Quién es más amable: Jose que me gritó una vez, o       yo que lo repito 100 veces?)

Acoger la realidad 

Después de haber invertido los juicios emitidos en tus   respuestas a las preguntas 1 a 5 de la Hoja de Trabajo (y  haber encontrado por lo menos tres ejemplos para cada inversión), invierte        la respuesta al número 6 utilizando “Estoy        dispuesto…” y “Espero con ilusión”.

Por ejemplo, “Nunca más deseo experimentar otra discusión con Jose” se invierte a “Estoy dispuesto a experimentar otra discusión con Jose” y “Espero con ilusión experimentar otra discusión con Jose.” ¿Por qué estarías dispuesto a experimentar otra discusión?
Con la inversión a la pregunta número 6 se  pretende abrazar plenamente la vida entera sin temor, y estar siempre abierto a la realidad. Si vuelves a tener otra discusión con Jose, bien. Si duele, descarga otra Hoja de Trabajo Juzga-a-tu-prójimo e investiga los pensamientos que aún no has cuestionado con suficiente profundidad. Sentir incomodidad es solamente un recordatorio de que nos hemos apegado a algo que podría no ser verdad para nosotros. Esos sentimientos nos dicen que es el momento de identificar los pensamientos estresantes y  hacer El Trabajo.      

Hasta que no veas al enemigo como un amigo, tu Trabajo no está terminado. Esto no quiere decir que lo tienes que invitar a cenar. La amistad es una experiencia interna. Tal vez no lo vuelves a ver nunca, quizá hasta te divorcias de él, pero cuando vuelves a pensar en él, ¿sientes tensión o paz? 

Según mi experiencia, sólo se necesita  una persona para tener una relación exitosa.

Recuerda: La tarea de la mente es tener la razón, y puede justificarse más rápidamente que la velocidad de la luz.   Detén aquella parte de tu pensamiento que es la fuente del miedo, el enfado, la tristeza o el resentimiento, transfiriéndola al papel. Una vez que hayas detenido la mente en el papel, es mucho más fácil realizar la indagación. A la larga, El Trabajo comienza a des-hacerte automáticamente sin que tengas necesidad de escribir los pensamientos.

El Trabajo de Bryon Katie.

SobreKarla Garcia

Licenciada en Administración y Contaduría Publica. Representante Anafinte.net AC, Master PNL, Parte del Equipo Fundador en español de John Maxwell, estudiosa incansable del ser y su evolución, holística de corazón, facilitador certificada y Master de PNL, Coach Ontológico. Amante de esta fiesta llamada vida que Dios me dio con la misión de disfrutar la estrategia mas sustentable y orgánica llamada felicidad para compartir contigo. :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.