¿Trabajar y Trabajar es SALUDABLE?

el trabajo

Si, muy saludable. Hoy quiero compartir contigo que trabajas y trabajas, algunas razones que contribuyen a encaminar el trabajo como un factor clave al mantener una mente y cuerpo saludable, tal vez tienes momentos de cansancio y otros de fuerte ocupación. Y cuantas otras veces te dicen o te dices que algún detalle de salud por el cual pasas es tu trabajo.

Ciclo de maravilla entre trabajo y descanso

Recuerdas la última vez, que saliste de vacaciones o simplemente cuando tienes algunos días de descanso, cuando aparece ese ligera sensación que te hace descubrir cómo te empieza hacer falta el trabajo…En si todo parte de una constante rutina que vamos formando haciéndola biológica partiendo desde nuestro trabajo y de pilón añadimos otras como el uso de algunas marcas, compras en los mismos lugares y un tanto más de hechos rutinarios.

Es por eso que los días de descanso se disfrutan al máximo después de días de mucha ocupación laboral. He ahí cuando el profesional vive cambios como incapacidades y se pensiona quedando en un proceso de estío donde todos los días se vuelven iguales (proceso que es de adaptación).

Este ciclo de maravilla entre trabajo y descanso es útil y necesario para vivir plena y saludablemente. Mantenerse estático en el descanso así como mantenerte estático en el trabajo enferma a la gente tanto mental como físicamente. En cambio respetando un ciclo de trabajo y descanso es una forma sabia de aprovechar el tiempo al ritmo de la naturaleza del ser humano. Que mejor ciclo de maravilla que disfrutar cada instante trabajando y descansando.

Depresión o ansiedad

La depresión está catalogada como la enfermedad del siglo XXI y la ansiedad no se queda atrás. Quienes hayan sufrido o sufran tales padecimientos valorarán el tiempo que pasan en el trabajo pues las tareas, las reuniones y las interacciones y normas propias del lugar de trabajo impiden que se manifieste la enfermedad en su forma dolorosa de sentimiento de agobia y aislamiento. Si a una persona en tal condición le quitan el trabajo es muy probable que su padecimiento empeore. El trabajo siempre actuará como un colchón amortiguador que mantendrá a la persona como un cordón umbilical atado a la vida productiva, a la interacción con otros. De otro modo tendríamos personas encerradas, improductivas y por ende, potenciando su sentimiento de enfermedad y auto conmiseración en un ciclo progresivo con consecuencias nefastas

El sueño

El trabajo nos obliga a mantener un ciclo de vigilia-sueño más saludable que si no lo tenemos. Te has observado como en un periodo tan corto como en las vacaciones tus etapas de vigilia van creciendo, cada día te duermes más tarde y por ende, no te levantas más tarde. En el apogeo del ocio podemos quedarnos hasta las 2 o 3 de la mañana leyendo un libro, viendo una película o en cualquier otra actividad. Al día siguiente nos levantaremos a las 10 de la mañana y de manera natural ese día nos acostaremos más tarde. Si a esta situación le agregas el ingrediente “siesta” puedes estar hablando fácilmente de que viven de noche y duermes de día, lo cual es antinatural. El trabajo te quita energía pero te dispensa necesidad de descanso y por ende la calidad de tu sueño será mejor que la de alguien que ha tenido ocio todo el día. No hay que olvidar que una de las fuentes de salud (y de enfermedad) a todo nivel está representado en el sueño.  El trabajo y sus horarios son un excelente antídoto contra el natural desorden en el ciclo de sueño-vigilia que nace en el ocio.

Adicciones

Por decir algo hablando de vicios como fumar y beber alcohol, ¿Qué hay de las idas a la nevera a comer algo cada 20 minutos? Y de la adición a Facebook, a Twitter, a hablar por teléfono, etc. Es con el trabajo que es posible apoyarse para limitar estos vicios, el mero hecho de mantenerte ocupado desvía tales vicios.

Celos

Para quienes sufren de celos enfermizos encontrarán en el trabajo una oportunidad para descansar de sus pensamientos recurrentes y dolorosos. Los apremios del trabajo suelen hacer descansar al aquejado(a) y por ende al otro ser humano motivo de los celos…

Duelos

El trabajo también es un buen amigo en momentos de duelo ante perdida de seres amados. Ante tales situaciones, sumamente dolorosas, el ambiente del trabajo, el compañerismo que normalmente suscitan tales situaciones y los agobios propios del trabajo son una terapia extremadamente valiosa.

Manejo de la enfermedad

Quienes trabajan le hacen mejor cuidado a una gripa o a una simple diarrea que los independientes. Los primeros le harán juiciosamente los tres días de cama. Cuando un médico nos declara “incapacitados” nuestro cerebro recibe eso como una orden similar a reposo y cama.

Y a los trabajadores independientes, así como tú y yo, apenas si nos damos tiempo para ir al médico y la incapacidad… ¿la incapacidad? ¡Pues, sin existir y si tienes algunos pendientes ni que pensar!

 

Un abrazo, yo encontré la clave en el ciclo maravilloso entre descanso y trabajo, te invito a probar… 🙂

 

SobreKarla Garcia

Licenciada en Administración y Contaduría Publica. Representante Anafinte.net AC, Master PNL, Parte del Equipo Fundador en español de John Maxwell, estudiosa incansable del ser y su evolución, holística de corazón, facilitador certificada y Master de PNL, Coach Ontológico. Amante de esta fiesta llamada vida que Dios me dio con la misión de disfrutar la estrategia mas sustentable y orgánica llamada felicidad para compartir contigo. :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.