«Pide y se te Dará»

«Pide y se te Dará»

22 diciembre, 2015 0 Por Karla K Garcia B

 

pide-y-se-te-dara1

¿Y tu si sabes pedir? «Factor Aladino»

Si tu respuesta es si, te felicito, si por alguna razon sientes duda al pedir, estas letras son para ti, te comparto cuatro reflexiones que refuerzan el pedir.

Date cuenta cuantas situaciones has perdido por el orgullo a pedir, quizas permisos, ascensos, pedir lo que mereces en tu trabajo, cuantos tiempo para logros de otros, cuantos besos y caricias que no se han dado, etc, etc…

  1. Pedir denota una gran autoestima.
    Sólo pide el que tiene la firme convicción de merecer y sólo merece el que se sabe de gran valía. Pide sabiendo que mereces y verás la mágica fuerza que se genera dentro de ti. Claro, el desafío va implícito, requieres desarrollar una auténtica auto estima para experi­mentarla. El que no pide vive atrapado por el miedo. Miedo al rechazo, miedo a la humillación, miedo al «no». Pero quien desarrolla una gran autoestima, pierde miedo y genera una gran valentía por y para su propio crecimiento como persona. Pedir es privilegio de valientes, de seres humanos que se lan­zan a conquistar el «sí».

El temor siempre brota
  de la ignorancia.
RALPH W ALDO EMERSON
Poeta y ensayista estadounidense

  1. Pedir es importante para tu salud.
    Pedir implica haber llega­do a niveles de comunicación profunda, en donde se com­parten las verdaderas emociones y sentimientos con alguien; es un desafío para mejorar la salud mental de todo individuo, es cuando la persona se sabe como parte de una comunidad y pidiendo satisface su profunda necesidad humana» de perte­nencia». En este nivel de relación es donde ya has conocido el amor y bien sabes que con amor se genera una poderosa fuerza al donde todo tu cuerpo resiste más y es difícil enfermarse, por ello, pedir también es sano, fisiológicamente hablando.
  2. Pedir es el primer paso «lógico» para que Dios, tu jefe, tu familia.tu novio o novia, tu amigos, presten oídos a lo que quieres.
    ¿Recuerdas aquel dicho popular que advierte: «El que no habla, Dios no lo oye.»? Pues a eso me refiero. Es más que lógico. Mira, aunque sé que existen fenómenos de comuni­cación extrasensorial, telepatía, viajes astrales y demás, pues para el común de los mortales nos resulta mucho más fácil una dinámica de comunicación más convencional: Pedir abriendo la boquita. Ahora bien, fíjate que te digo que pedir hace que los demás se enteren de lo que quieres, mas nunca dije que pedir hace que los demás te den lo que quieres. Eso es otra cosa, tema propio de otro tratado. Lo que hoy debe quedar claro a la luz de la más pura lógica es que los demás NUNCA nos podrán conocernos, considerarnos y darnos lo que queremos si no lo saben. Si pides, la posibilidad existe.

El hombre que espera a que el pato asado
 vuele a su boca tiene que esperar mucho,
                        pero mucho tiempo.
PROVERBIO CHINO

  1. Pedir le brinda a otro el placer de ayudarte.
    Aquí sí seré tajante. Pide, pero pide inteligentemente. Al decir eso, me refiero a que para pedir hay que saber a quién. La mejor opción es pedir a personas generosas. Busca a gente que sea de tal talla evolutiva, que ya hayan experimentado el placer de dar y servir. Te digo esto, porque en honor a la verdad, existen personas que no conocen el placer de dar, son gente que se encuentra en peldaños todavía muy, muy inferiores en su cre­cimiento. Posiblemente los conoces más con el nombre deegoístas. A ellas, ya les llegará su momento de aprender el valor de la generosidad, será una lección muy dolorosa, pero eso es algo que a ti y a mí no nos corresponde. La ley de la vida -del boomerang- es la que se encarga de enseñar eso. De hecho, ten cuidado si no pides, ya que no pedir es una actitud egoísta.

El que no pide siente que todo lo tiene o que todo lo puede y que no debe pedir para evitarse el dolor de dar cuan­do a él -por equidad y justicia- le pidan. ¿Ya viste esta interesante dinámica psicológica? De esa manera y curiosa­mente bajo el mismo esquema mental, pedir es una caracterís­tica de las personas llamadas generosas, ya que sabiendo que al pedir cabe la posibilidad de que les pidan, abren así una oportunidad para gozar dando y ayudando. ¡Ay, me emociona compartir contigo esto!

Si deja escapar el amor al no pedirlo,
               se le escapará la vida.
LEO BUSCAGLIA Escritor y conferencista estadounidense

Que tal, y  si tomas un paño suave y limpio llamado humildad para limpiar esa lámpara maravillosa de Aladino que llevas dentro de ti, seguro esa parte cubierta de orgullo y egoísmos para contigo, se elimina suave y amorosamente para apoyo tus logros.

Gracias por estar aquí y un abrazo! :)