Un pescador que vivía muy cerquita del mar, salía a pescar cada día con su Caña de pescar para encontrar cómo alimentarse él y a su familia. Cogía gusanos pequeños cada día y los usaba como cebo consiguiendo, coger peces pequeños que le daba para alimentarse cada día.

Un día coincidió con un antiguo compañero de pesca, una persona que ahora tenía una mejor casa, un mejor coche y un negocio próspero. Le preguntó si le había tocado la lotería, pero el compañero le respondió así: “Me enseñaron algo que puse en práctica que me dio resultados diferentes”.

La estrategia que usó fue la siguiente: Cuando pescaba un pez, cortaba la mitad, y lanzaba la caña con el medio pez que había cogido. Esto me ayudó a pescar un pescado más grande. No me lo comí todo, me quedé la mitad, y la otra mitad la lancé con la caña al agua para seguir pescando.

Al principio pasé un poco de hambre, sí. Sin embargo entendí que necesitaba invertir para coger algo mejor. Con este sistema, conseguí tener para mi, para cebo y creé mi propia pescadería para vender los demás.


"La mejor inversión eres tu". :)
About Karla Karina

Licenciada en Administración y Contaduria Publica. Representante Anafinte.net AC, Socio de SFAIMX, estudiosa incansable del ser y su evolucion, holistica de corazon, facilitadora certificada de PNL y Coach Ontológico. Master en Programación Neurolingüística. Amante de esta fiesta llamada vida que Dios me dio con la mision de disfrutarla.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.