Pensamiento Lateral?

Hoy  basado en el programa de AMONIA PROFESIONAL como todos los jueves a las 11:00am, dentro de «COMUNIDAD VIRTUAL ANAFINET» lugar donde comparto con Ustedes y con mucho gusto, temas variados, claro  estan cordialmente invitados, es de acceso libre, solo entra——->http://login.meetcheap.com/conference,60981865  en el programa comentamos el tema de PENSAMIENTO LATERAL por lo tanto complemento con esta  breve explicación de lo que es el pensamiento lateral. Basándome en el libro ¨el pensamiento lateral¨ de Edward de bono.

Dejo un resumen de lo que considero mas importante de la primer parte del libro, el cual es muy sencillo entender lo fundamental del pensamiento lateral.

El pensamiento lateral es un conjunto de procesos destinados al uso de  informacion de modo que genere ideas creativas mediante una reestructuración perspicaz de los conceptos ya existentes en la mente, puede cultivarse con el estudio y desarrollarse mediante ejercicios prácticos, de manera que pueda aplicarse de forma sistemática a la solución de problemas de la vida diaria y profesional. Es muy importante saber que la práctica de las técnicas es mucho más importante que su comprensión teórica.
La mente opera creando modelos con los conocimientos adquiridos para su uso posterior. Cuando dichos modelos están formados es posible identificarlos, combinarlos entre si y usarlos dentro del contexto de sus formas, a medida que se desarrolla el uso de los modelos aumenta su solidez.
El  sistema de modelos es un método muy eficaz para almacenar información, esta queda guardada como en una biblioteca, con solo mencionar un número se tiene el libro que se busca. A través de un sistema de códigos es posible acceder a toda la información que fuimos adquiriendo a lo largo de nuestras vidas.
Este sistema es muy eficaz, pero aunque permite una fácil combinación de los modelos entre si es difícil conseguir una reestructuración de los modelos. La perspicacia y el ingenio se basan en una reestructuración de los modelos, al igual que la creatividad, aunque esta exige ante todo la superación del efecto restrictivo derivado de la rigidez de los modelos. A esta liberación de los modelos, el pasamiento lateral añade la formación de nuevos modelos.
El pensamiento lateral tiene como fin la creación de nuevas ideas y tiene como función la liberación del efecto restrictivo de las ideas anticuadas. Ello conduce a cambios de actitudes y enfoques, a la visión diferente de conceptos inmutables hasta entonces. La liberación del efecto polarizador de las viejas ideas y el estimulo de nuevas ideas es una doble función del pensamiento lateral.
El pensamiento lateral difiere fundamentalmente del pensamiento vertical o lógico, basado en el avance de las ideas a través de fases justificadas en sí mismas. En el pensamiento lateral la información se usa no como un fin en sí misma, sino como medio para un efecto determinado; se emplean a menudo como punto de partida planteamientos erróneos para llegar a una solución, al contrario del pensamiento vertical, en el que dicho proceso se descarta por principio (lógica, matemática). En el pensamiento vertical solo se busca lo que está relacionado con dicho problema, en el pensamiento lateral se busca a veces información que nada tiene en común con el problema que se estudia.
El pensamiento lateral no pretende sustituir al pensamiento vertical: ambos son necesarios en sus respectivos ámbitos y se complementan mutuamente; el primero es creativo el segundo es selectivo.

Podemos resumir: El pensamiento tiene como objetivo la acumulación de información y su desarrollo en la forma más favorable posible. La mente se caracteriza por la creación de modelos fijos de conceptos, lo que limita las posibilidades de uso de la nueva información disponible. El pensamiento tradicional permite refinar los modelos y comprobar su validez. La función del pensamiento lógico es el inicio y desarrollo de modelos de conceptos. La función del pensamiento lateral es la reestructuración (perspicacia) de esos modelos y la creación de otros nuevos (creatividad) El pensamiento lateral y el pensamiento lógico son complementarios.

Diferencias entre el pensamiento lógico y el pensamiento lateral:

El pensamiento vertical es selectivo; el pensamiento lateral es creador

En el pensamiento vertical importa ante todo la corrección lógica del encadenamiento de las ideas, en cambio en el pensamiento lateral lo esencial es la efectividad en sí de las conclusiones.

El pensamiento vertical selecciona un camino mediante la exclusión de otros caminos y bifurcaciones. El pensamiento lateral no selecciona caminos, sino que trata de seguir todos los caminos y de encontrar nuevos derroteros.

En el pensamiento vertical se selecciona el enfoque más prometedor para la colusión de un problema; en el pensamiento lateral se buscan nuevos enfoques y se exploran las posibilidades de todos ellos.

El pensamiento vertical se mueve solo si hay una dirección en que moverse; el pensamiento lateral se mueve para crear una dirección.

El pensamiento vertical se mueve en una dirección claramente definida en la cual se entrevé una solución, se emplea para ello un enfoque y una técnica concretos. En el pensamiento lateral se aspira al cambio y al movimiento como medios para una reestructuración de los modelos de conceptos.
No necesariamente hay que moverse siempre hacia algo, el movimiento también puede ser distanciamiento respecto a ese algo. Lo que importa es el movimiento en sí, el cambio.
El pensamiento vertical se mueve siempre en alguna dirección, con el pensamiento lateral se puede deambular sin una dirección fija.

El pensamiento vertical se basa en la secuencia de las ideas: el pensamiento lateral puede efectuar saltos.

Con el pensamiento vertical se puede avanzar solo de modo gradual, cada paso depende directamente del anterior, al cual está firmemente asociado. Cuando se ha llegado a una conclusión se comprueba so solidez con la solidez de los pasos seguidos hasta llegar a ella.
Con el pensamiento lateral los pasos no tienen que seguir un orden determinado. Puede saltarse a una nueva idea y rellenar el lapso depuse,

Pensamiento vertical: A-B-C-D
Pensamiento Lateral: A-G-D-C-B-A

A veces cuando se llega a un punto dado es posible reconstruir retrospectivamente un camino lógico que conduzca al punto de partida, poco importa a partir de qué punto se ha elaborado, a pesar de que solo era posible desde el punto de destino. Es algo similar a lo que ocurre cuando, al llegar a la cima de una montaña a través de intrincados caminos, se descubre entonces un excelente camino de acceso que de otra manera no se habría encontrado.

En el pensamiento vertical cada paso ha de ser correcto; en el pensamiento lateral no es preciso es lo que lo sea.

La esencia del pensamiento vertical es la obligada corrección de cada paso. Sin este requisito no podrían existir ni la matemática ni la lógica. En cambio en el pensamiento lateral no es necesario este requisito a condición de que la conclusión final sea correcta.

En el pensamiento vertical se usa la negación para bloquear bifurcaciones y desviaciones laterales; en el pensamiento lateral no se rechaza ningún camino

Hay ocasiones en que es necesario pasar por una idea errónea para llegar a una idea correcta. Por ejemplo recorremos un camino y luego a la vuelta vemos una bifurcación que nos hubiera ahorrado la mitad del tiempo. Después de haber recorrido el camino erróneo y haber descubierto el camino correcto, se puede prescindir del que está mal.

En el pensamiento vertical se excluye lo que no parece directamente relacionado con el tema; el pensamiento lateral explora incluso lo que parece completamente ajeno al tema.

En el pensamiento vertical las categorías, clasificaciones y etiquetas son fijas; en el pensamiento lateral no lo son

El pensamiento vertical sigue los caminos más evidentes; el pensamiento lateral los menos evidentes.

El pensamiento lateral busca deliberadamente los enfoques menos obvios. A veces en la entrada dicho camino no indica que valga la pena explorarlo y, no obstante, puede conducir a al útil. En el pensamiento vertical se tiende a seguir el camino más espacioso y señalizado con la dirección correcta.

El pensamiento vertical es un proceso finito; el pensamiento lateral, un proceso proba listico

Con el pensamiento vertical se confía en llegar a una solución, con el pensamiento lateral no se garantiza necesariamente una solución, simplemente se aumentan las posibilidades de una solución optima mediante la reestructuración de los modelos.
Es decir el pensamiento vertical ofrece al menos una solución mínima, mientras que el pensamiento lateral incrementa solo las posibilidades de llegar a una mejor solución.

La mayoría de ejercicios que hay en internet son ejercicios de lógica y no realmente de pensamiento lateral y los verdaderos ejercicios y el sistema de aprendizaje esta en los propios libros de Edward De Bono.

 

Puntos básicos aplicables a la practica y desarrollo de pensamiento literal:

1. No apresurar juicios (NPI).

El primer paso para pensar mejor es ver sin poner trabas a nuestra visión del problema. La mayoría de nosotros, al oír una idea nueva o una solución nueva a determinado problema reaccionamos instintivamente aceptándolas o rechazándolas. Luego, utilizamos la inteligencia para defender ese punto de vista.

Una manera fácil de escapar de esta trampa es emplear un medio para pensar que De Bono llama PNI: Positivo, Negativo, Interesante. Dedique tres minutos a anotar todas las ventajas que se le ocurran al respecto de una idea; todas las desventajas, y todos los conceptos que no le parezcan acertados ni desacertados, sino, simplemente, interesantes. Lo que logramos con el PNI es ampliar nuestros horizontes mentales, en vez de seguir siendo esclavos de nuestros prejuicios.

2. Considere todos los factores (CTF),

Haga un esfuerzo consciente por pensar en todo lo que podría ser pertinente para tomar una decisión. Una pareja de conocidos míos estaba a punto de comprar una casa, cierto verano, cuando un amigo de ellos preguntó cómo se verían los alrededores cuando cayeran las hojas de los árboles, y resultó que, al no haber hojas, lo que verían  desde la casa sería un montón de chatarra de autos chocados.

3. Imagine las consecuencias y la secuela (CYS).

En tanto que PNI y CTF nos abren la mente a toda clase de posibilidades, CYS nos auxilia a decidir cuáles serían las más provechosas. Uno de los rasgos que nos diferencian de los animales es nuestra capacidad para imaginar el resultado de nuestros actos. Pero podemos mejorar mucho esta capacidad si aprendemos a aplicarla en forma sistemática.

La técnica de De Bono consiste en imaginar el resultado probable de una decisión en cuatro intervalos futuros: en lo inmediato; a corto plazo (de uno a cinco años); a mediano plazo (cinco a veinticinco años); y a largo plazo (de más de veinticinco años).

4. Fijar los objetivos (PMO).

Para este paso las siglas son PMO: Propósitos, Metas, Objetivos. Un instrumento para pensar mejor que no utilizamos a me- nudo es hacer una lista de todas las razones para actuar en determinada forma. La mayoría de nosotros creemos saber cuáles son nuestras metas, pero con frecuencia tenemos propósitos ocultos o que nos salen al paso. El hecho de fijar  perfectamente nuestras metas puede llevarnos a las soluciones creativas de los problemas.

5. Decidir cuán importante es cada aspecto de un problema (PB: Prioridades Básicas).

Este paso coadyuva a evaluar y a escoger entre las muchas  posibilidades que se hayan imaginado a través de los pasos anteriores. Supongamos que alguien nos pide dinero prestado. Estudiemos todos los factores, y luego escojamos los tres más importantes. El factor de mayor prioridad podría ser:

“¿Cuándo me devolverá el dinero?”, y a continuación: “¿Puedo fiarme de esta persona?”. Muchos tomamos decisiones movidos por un impulso; hacemos lo que sentimos más importante; sin embargo, sentir no es el sustituto adecuado del pensar.

6. Buscar alternativas (APO: Alternativas, Posibilidades, Opciones).

Aprenda a “pensar libre y osadamente”, buscando posibilidades fuera de sus pautas de pensamiento habituales, incluso las que en circunstancias ordinaria consideraría poco prácticas o absurdas. Posteriormente, emplee el sentido común y el discernimiento para eliminar lo imposible.

7. Ponerse en el lugar de la otra  persona: (OPV: Otro Punto de Vista).

A menudo, los problemas se refieren a algún conflicto con otra persona, como el cónyuge, el jefe o el vecino. Nos será mucho más fácil encontrar la solución si intentamos contemplar toda la situación desde el punto de vista de la otra persona.

Fuente: ¨El Pensamiento Lateral¨  Edward De Bono.

SobreKarla Garcia

Licenciada en Administración y Contaduría Publica. Representante Anafinte.net AC, Master PNL, Parte del Equipo Fundador en español de John Maxwell, estudiosa incansable del ser y su evolución, holística de corazón, facilitador certificada y Master de PNL, Coach Ontológico. Amante de esta fiesta llamada vida que Dios me dio con la misión de disfrutar la estrategia mas sustentable y orgánica llamada felicidad para compartir contigo. :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.