HISTORIA DE GEDEON

 

 

El pueblo de Dios estaba oprimido por los madianitas y los amalecitas. 135,000 tropas enemigos entraron a la tierra para destruirla. El pueblo de Dios estaba oprimido y empobrecido. Clamó al Señor por liberación.

Gedeón no era más que un hombre común. El dijo que su familia estaba pobre en y él era el menor en la casa de su padre. Un día, un ángel de Dios le apareció cuando se escondía de los madianitas y estdaba trillando trigo. El ángel dijo: «Dios está contigo, varón esforzado y valiente . . . «

Gedeón no lo creyó. El dijo: «Si Dios está con nosotros, ¿por qué nos ha sobrevenido todo esto? ¿Y dónde están todas sus maravillas, que nuestros padres nos han contado . . .»

Gedeón quería una «señal» de Dios. Estaba pronto a obedecer a Dios, pero él necesitgaba algo palpable. Las Escrituras enseñan que Dios conoce nuestro origen y se recuerde que somos polvo. ¡Dios nos hizo! No espera que ciegamente sigamos cualesquiera instrucciones. Él entiende nuestra necesidad de confirmación. Por eso, dio a Gedeón una serie de señales. Eso milagros convencieron totalmente a Gedeón que Dios le llamaba a asolar a los madianitas.

Gedeón pudo reunir solamente 32,000 soldados para la batalla. Dios le dijo eran demasiados. Como ya hemos dicho, los madianitas y los amalecitas tuvieron 135,000 tropas. Aunque los israelitas eran menos, Dios dijo que los que tenían miedo deberían regresar a sus hogares. 22,000 tropas dejaron el ejército.

Dios vio los 10,000 soldados que se quedaron y dijo a Gedeón que aún eran muchos. Si vencieran al enemigo bajo esas circunstancias pensarían que hubieran ganado la victoria por su propia fuerza.

Dios dijo a Gedeón que llevara esos hombres a un recorrido hasta llegar al agua para beber. Los que bebieron poniendo sus manos a la boca y descuidando sus herramientas fueron regresados a sus casas, los demás llegarían a formar el ejército de Dios. Había solamente 300 hombres en ese ejercito.

Gedeón dividió su ejército pequeño en tres grupos. Cada soldado fue dado una trompeta, y un cántaro con un antorcha encendida adentro. En la madrugada, infiltraron al campamento del enemigo. En la hora de cambiar las guardias, tocaron sus trompetas y sacaron sus antorchas. El campamento estaba tan lleno de confusión que los madianitas comenzaron a matarse el uno al otro. Esa noche 120,000 soldados enemigos murieron y Gedeón ganó una victoria grande.

«Es asi, que Gedeón nos deja una lección en la formación de quipos exitosos.»

SobreKarla Garcia

Licenciada en Administración y Contaduría Publica. Representante Anafinte.net AC, Master PNL, Parte del Equipo Fundador en español de John Maxwell, estudiosa incansable del ser y su evolución, holística de corazón, facilitador certificada y Master de PNL, Coach Ontológico. Amante de esta fiesta llamada vida que Dios me dio con la misión de disfrutar la estrategia mas sustentable y orgánica llamada felicidad para compartir contigo. :)

1 Comentario

  1. […] Demos saber identificar cuando estamos creando equipos grandes antes de ser equipos fuertes, en referencia a este punto te cuento una historia bíblico a manera breve,  Gedeón  fue llamado  héroe millar judío de su época, dejando una gran lección como líder,  te recomiendo conocerla —>  http://www.milibretacoaching.com/2013/11/historia-de-hedeon/ […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.