Recursos Propios

 

 

th Amigos nada nuevo es saber que la conexión de nuestra mente y cuerpo tienen una gran interacción, tu y yo podemos comprobar en todo memento que la mente influye al cuerpo y el cuerpo influye a la mente, lo mejor es que ambos tenemos las dos cosas, observa como si nos inclinamos de cuerpo entero hacia abajo con los hombros caídos y la mirada baja, nota esa sensación de malestar que te puede generar a manera de pensamiento, a lado contrario cuando te sientes con un logro o simplemente feliz, nota como estas de pie  con firmeza y hasta la forma de caminar cambia, esto nos dice que podemos acceder como recursos propios, con sencillos movimientos y posturas para apropiarnos de recursos y aplicar en esos momentos que requerimos de ellos.

Frecuentemente he escuchado decir algunas personas, que no ha llegado el motivo que lo ayude a lograr una mejor vida, que la falta de voluntad te detiene, que si tuvieran una píldora para la creatividad lo que podrían hacer, y un sin fin de creencias o en algunos casos justificaciones para estar en la zona de confort, pues he aquí una pequeña muestra que todos esos recursos que buscamos fuera están dentro de nosotros, es cuestión de recordarlo, aprender como acceder a ellos.

1. Motivación. Tirar y atraer, estos simples movimientos actúan sobre tu motivación. Si alejas de ti un objeto este resulta menos apetecible y, por tanto, disminuye tu deseo de tenerlo pero si lo atrae hacia ti, aumentes su atractivo. ¿Por qué? Simplemente porque nuestro cerebro entiende que cuando apartamos un objeto es porque este nos resulta repulsivo o desagradable, por consiguiente, se activa realmente esta sensación. 
¿Cómo aplicarlo? Puedes aplicarlo cada vez que un objeto te resulte atractivo pero no quieras comprarlo o consumirlo.
2. Fuerza de voluntad. Aumentar la tensión muscular también incrementa la fuerza de voluntad. Te bastará aumentar la tensión de los músculos de los brazos o las piernas o agarrar con fuerza una pelota en la mano. Nuestro cerebro asocia esta rigidez muscular con la intención de permanecer en el mismo sitio, de no abandonar y, por consiguiente, también logramos hacer acopio de fuerza de voluntad.
¿Cómo aplicarlo? Cuando quieras evitar algo o cuando necesites mantenerte firme en una decisión.
3. Perseverancia. Siéntate bien derecho y cruza los brazos a la altura del pecho, este simple gesto te dará una dosis extra de perseverancia. Y es que nuestro cerebro asocia los brazos cruzados a una postura cerrada, lo cual implica que nos aferramos a nuestros criterios y no dejamos que factores externos nos molesten.
¿Cómo aplicarlo? Cuando estés inmerso en un proyecto complejo y piensas que estás a punto de abandonar.
 
4. Concentración. Utiliza tu mano no dominante, si eres diestro, por ejemplo, intenta realizar la actividad o al menos una parte de ella usando la mano izquierda. Normalmente las dificultades para concentrarnos se deben a que nuestra mente vaga y se mantiene ocupada con pensamientos que no tienen nada que ver con la tarea que estamos realizando. Sin embargo, usar la mano no dominante atraerá la atención de tu cerebro y este se verá obligado a concentrarse en lo que estás haciendo.
 
¿Cómo aplicarlo? Cuando estés involucrado en una actividad que te resulte poco motivadora pero que debes terminar a toda costa. También es muy útil cuando estás a dieta y quieres comer menos.
 
5. Persuasión. Existen numerosos trucos para ser mas persuasivo pero uno de los más sencillos consiste en asentir con la cabeza. En práctica, mientras estás formulando la pregunta a tu interlocutor o haciendo la petición, asiente ligeramente con la cabeza. Si has logrado conectar con la otra persona, es probable que esta imite tu movimiento y, como resultado, aumentarán tus probabilidades de recibir una respuesta positiva.
 
¿Cómo aplicarlo? En cualquier contexto en el que necesites una respuesta afirmativa.
 
6. Sentido de culpa. Hay ocasiones en que un hecho casi intrascendente nos genera una sensación de culpa tonta, sin razón de ser. En esos casos, simplemente lávate las manos. Se ha demostrado que este simple gesto no solo nos ayuda a limpiar nuestra conciencia sino también a hacer borrón y cuenta nueva.
 
¿Cómo aplicarlo? Cuando sientas culpa por algo de lo cual no eres responsable.
 
7. Creatividad. Esta habilidad implica, sobre todo, ser capaces de pensar fuera de los límites. Por eso, cualquier movimiento inusual tiene el poder de activar la creatividad. Por ejemplo, puedes caminar un rato haciendo zigzag o cambiar por completo el orden de los pasos que conforman un hábito o una rutina cotidiana.
 
¿Cómo aplicarlo? Cuando necesites una dosis extra de creatividad y estés bloqueado.
 
Un recordatorio mas, esto es como saborear ese delicioso helado cremoso con chispas  de chocolate, si como tu favorito, y cual fue la forma que descubriste lo delicioso, probandolo!! 🙂

SobreKarla Garcia

Licenciada en Administración y Contaduría Publica. Representante Anafinte.net AC, Master PNL, Parte del Equipo Fundador en español de John Maxwell, estudiosa incansable del ser y su evolución, holística de corazón, facilitador certificada y Master de PNL, Coach Ontológico. Amante de esta fiesta llamada vida que Dios me dio con la misión de disfrutar la estrategia mas sustentable y orgánica llamada felicidad para compartir contigo. :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.